Alerta alimentaria en los quesos del Lidl: retiran un queso brie francés por la presencia de la bacteria ‘Escherichia coli’

Hace apenas unas semanas, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) informaba a través de la Red de Alerta Alimentaria Europea (RASFF) de la presencia de Listeria monocytogenes en un queso de cabra elaborado en los Países Bajos. Este producto había sido comercializado por la empresa Jermi desde Alemania y vendido en las cadenas de supermercados de Lidl, por lo que se procedió a su retirada.

Tal y como informan desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la misma red ha informado de la presencia de la bacteria Escherichia coli en un queso brie francés comercializado también por la empresa Jermi en exclusiva para Lidl.

Las infecciones por esta bacteria, productora de la toxina Shiga, suelen provocar calambres abdominales fuertes que pueden dar lugar a diarrea e incluso a una colitis hemorrágica. Aunque la gran mayoría de personas se recuperan en un plazo de diez días, en un pequeño porcentaje «la infección puede conducir a una enfermedad grave conocida como el síndrome urémico hemolítico», indican desde la AESAN.

En los procesos de autocontrol, la empresa alemana Jermi ha detectado la contaminación de este producto por Escherichia coli. Ya se ha informado a las autoridades competentes y a los clientes para la retirada de este queso de los supermercados. Desde la AESAN recomiendan a las personas que tengan este producto en su domicilio «se abstengan de consumirlo y lo devuelvan al punto de compra» para la devolución del importe.

Aunque no se ha confirmado en España ningún caso asociado a esta alerta alimentaria, su consumo puede suponer importantes riesgos para la salud.

El lote afectado es el siguiente: