La Covid aumenta los casos de bruxismo, un hábito patológico para la mandíbula y que puede afectar a las cervicales

La incertidumbre en la que nos obliga a vivir la pandemia de la Covid, sin un horizonte claro, nos ha forzado a aprender a vivir día a día. Esta situación está ocasionando un aumento de los trastornos mentales, de los cuadros de ansiedad y de estrés. Y esto lleva a un incremento de los casos de bruxismo, según han alertado los dentistas.

Los médicos alertan de que apretar con fuerza la mandíbula, además de provocar el desgaste de los dientes, puede también llegar a romperlos y afectar incluso a las cervicales.

El estrés asociado a la pandemia ha duplicado los casos de bruxismo en consulta, según los especialistas consultados por Agencia Atlas.

Tal y como explican en Sanitas, «el bruxismo es una patología que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula o incluso rechinar los dientes, que se da generalmente mientras dormimos».

Este hábito se puede convertir en patológico puesto que, según los médicos, «nos puede acarrear diversos problemas como desgaste en los dientes, dolor muscular o cefalea«.

Para paliarlo los odontólogos recomiendan usar una férula de descarga diseñada a medida que habrá de colocarse cada noche para dormir y que ayudará a controlar los nervios para conseguir un descanso más saludable.