Simón: «No es inmune solo el que tiene anticuerpos, también el que no se expone nunca al riesgo y usa mascarilla»

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha asegurado este jueves que es posible lograr una «inmunidad» frente a la Covid si se toman las medidas adecuadas. El epidemiólogo hace referencia a que esa «inmunidad» sería entendida «en un sentido amplio»: «Lo que queremos decir es gente que no se pueda infectar», es decir, que no es «inmune solo el que tiene anticuerpos o se haya vacunado», también el que «no se expone nunca al riesgo».

Así lo ha expuesto en la rueda de prensa de este jueves. El directo del CCAES ha sostenido que «cuanto más se utilice la mascarilla en los lugares que hay que utilizarla, cuanto más se mantienen las distancias, cuanto más higiene se mantiene y cuanto más cuidado tenemos de no salir de nuestros grupos de convivencia estable y menos interacción tenemos con grupos de riesgo, pues obviamente menos gente va a estar en riesgo de infectarse».

Simón apunta que esto no lleva a la inmunidad real, pero hace que descienda la curva de contagios y se controla la enfermedad. «Estoy seguro de que podemos descender la incidencia entre todos. Entre todos podemos conseguirlo. ¿Por qué no intentarlo?», añade. «Aquí sí voy a ser optimista en cuanto a las posibilidades de controlarlo con todos». ha opinado.

Y con ello «tendremos menos riesgo de confinamientos domiciliarios -que por ahora no se prevén-, menos riesgo de medidas socioeconómicas con impacto muy grande, y seremos mucho más felices», ha concluido.

Por otro lado, el epidemiólogo ha vaticinado este jueves que el porcentaje de la población española que ha estado en contacto con el virus ha podido pasar del 5 por ciento de mayo al «8, 9 o incluso el 10 por ciento«, pero «no mucho más».

«Ni de lejos, ni de lejos, vamos a estar en una inmunidad cercana a la de grupo», que sería de un 60%, ha contestado el epidemiólogo en la rueda de prensa habitual de los jueves al ser preguntado por la estimación de los resultados que pueda arrojar la nueva oleada del estudio de seroprevalencia que arrancará próximamente.

Simón ha calculado que, en la actualidad, aunque se puede «pillar los dedos», España está detectando entre el «60 y el 80% de las infecciones reales que hay», el doble de lo que se detectaba en la primera fase del macroestudio, que concluyó que la tasa de seroprevalencia se movía en un 5,2%, es decir, que 2,3 millones de españoles se habían infectado hasta mayo.

«La positividad real podría estar en torno al 8, 9 incluso el 10, diez por ciento, pero no creo que lleguemos mucho más«, ha augurado no sin pedir esperar al estudio para sacar conclusiones.

Respecto a la disponibilidad de las vacunas, ha insistido en que en diciembre o enero llegarán las primeras dosis y que ahora los países europeos están discutiendo cuál es la población de riesgo por la que se debe empezar, mientras que la vacunación masiva no será posible hasta primavera. «Si tenemos mucho suerte, en abril y si tenemos poca, en junio», ha avisado.

El responsable del CCAES ha querido ser prudente al analizar los últimos datos, que desvelan por primera vez una bajada de la incidencia en meses porque, aunque desde hace «cuatro ó cinco días» se aprecia cierta estabilización, «hay ondas que suben y bajan y que tenemos que valorar».

Pero sí que ha mostrado optimista con la posibilidad de que se puede bajar: «Estoy seguro de que podemos descender la incidencia haciendo las cosas bien. Entre todos. Se ha observado en algunas comunidades. ¿Por qué no intentarlo?» ha invitado.