Cómo evitar los contagios por Covid-19 en una habitación cerrada

La llegada de los meses de otoño e invierno son sinónimo de frío y lluvias, un clima que favorece las reuniones en el interior de los establecimientos y hogares, lo cual hace que los contagios por coronavirus se den con una mayor facilidad.

Desde el principio de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud ha insistido en que uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de evitar el contagio y la propagación del coronavirus es, precisamente, evitar los sitios cerrados.

Por ello, conviene conocer algunas de las medidas que se pueden llevar a cabo en los espacios de interior para reducir el riesgo de contagio por coronavirus.

En primer lugar, es necesario una buena ventilación. Escuelas, bares, viviendas, oficinas… todos estos lugares públicos y privados, deben tener una ventilación adecuada. Así lo establece la Organización Mundial de la Salud.

Así, también la OMS da una serie de medidas para mejorar la renovación del aire en espacios cerrados:

Además de estas medidas en cuanto a la ventilación, también es aconsejable reunirse en lugares de interior que sean espaciosos, en lugar de hacerlo en salas, habitaciones o establecimientos de pequeño tamaño.

Además, en la mayor parte de los establecimientos públicos, como bares o restaurantes, solamente se permite a los clientes quitarse la mascarilla cuando están consumiendo bebidas o comida, por lo que el resto del tiempo hay que llevarla puesta. Esta medida se puede trasladar también al ámbito privado en caso de hacer reuniones en casas o pisos cerrados, así como en oficinas o colegios.

Por último, de igual manera que las autoridades sanitarias no dejan de repetir que hay que mantener la distancia entre personas tanto en los espacios abiertos como, por supuesto, en los sitios cerrados como, por ejemplo, cines, restaurantes o transporte, también es recomendable guardar la distancia en los sitios de interior del ámbito privado, siempre que sea posible.