¿Qué cantidad de proteínas es necesario tomar al día?

Las personas que practican deporte y desean aumentar su masa muscular son las que están más preocupadas por el consumo de proteínas. No obstante, ¿cuál es el consumo mínimo recomendado para una dieta saludable? Lo cierto es que menos de lo que nos imaginamos, así lo afirma la Organización de Consumidores y Usuarios también conocida como la OCU.

La cantidad de proteínas que deberíamos tomar al día debe estar «entre el 12% y el 15% de las necesidades energéticas diarias para un adulto sano», según explica la OCU. Por lo tanto, se puede estimar una media de entre 50 gramos u 80 gramos al día de proteínas. Como vemos, no es demasiado.

Es cierto que este porcentaje puede incrementarse, sobre todo, si se está realizando una dieta para aumentar la masa muscular. En estos casos la ingesta de proteínas puede alcanzar «entre el 20% y el 30%», como vuelve a indicar la OCU. No obstante, estos porcentajes conviene alcanzarlos por medio de alimentos naturales y no de batidos proteicos.

Dado que nuestras necesidades de proteínas diarias no son demasiado elevadas, con una dieta variada se puede llegar sin problemas a los requerimientos mínimos diarios. No obstante, puede que no sepamos cuáles son los alimentos más ricos en proteínas. Estos son algunos de ellos.

La leche es uno de estos alimentos que, además, tiene un alto valor biológico. Tomarla por la mañana o en cualquier momento del día con cacao 100% puro puede ser una buena forma de obtener hasta 3,1 gramos de proteína, según informa el Hospital Materno Infantil Universitat de Barcelona.

También los huevos (12,7 gramos) son un alimento fundamental en la dieta de todo deportista, así como la carne o el pescado. Dependiendo de la carne o el pescado que decidamos comer, este tendrá más o menos proteínas. Por ejemplo, el pollo tiene unos 22 gramos de proteínas por 100 gramos.

Según informa la OCU, no son necesarios. Estos alimentos suelen presentarse en forma de batidos deliciosos que prometen aumentar la masa muscular o perder peso, pues una ingesta de proteínas también puede contribuir a que esto sea posible. El problema es que suelen ser productos ultraprocesados.

¿Por qué elegir alimentos enriquecidos con proteínas cuando las podemos obtener por medio de nuestra dieta? Estos alimentos que afirman aportar grandes dosis de proteínas, a veces, son engañosos. Pero, no solo esto. Por aportarle más proteína al cuerpo, esto no significa que la vaya a utilizar.

De hecho, la OCU afirma que «el exceso de proteínas que ingieras se transformará en grasa». Además, estos alimentos ultraprocesados suelen tener azúcares y otros componentes bastante insanos que pueden sustituirse por huevos, carne o pescado sin ningún tipo de problema.

Antes de aumentar la ingesta de proteínas por cuenta propia conviene ponerse en manos de un nutricionista. Este analizará la dieta que llevamos, porque quizás haya carencias en ella. No es necesario consumir más proteína de la que necesitamos, pues esta puede llevarnos a un aumento de peso indeseado.